ALIMENTOS PELIGROSOS PARA EL PERRO

19-03-12

Muchas veces no somos conscientes de que pueden existir alimentos peligrosos para la salud de nuestro perro, alimentos que para nosotros son tan habituales que creemos que a ellos no les harán daño. Pues hay unos cuantos que pueden llegar a ser letales!

  • CHOCOLATE: el componente del chocolate que resulta tóxico para los perros se llama Teobromina. Mientras que los humanos metabolizan la teobromina fácilmente, los perros lo hacen mucho más lentamente, lo que permite que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos. El riesgo para el perro depende del tipo de chocolate, del tamaño del perro y de la cantidad ingerida. Si el perro consume una pequeña cantidad de chocolate, probablemente sólo le produzca malestar estomacal (vómitos o diarrea). Sin embargo, en cantidades suficientes, la teobromina puede producir temblores musculares, convulsiones, un latido cardíaco irregular, hemorragias internas o un ataque al corazón. Por ejemplo, el alto nivel de teobromina que tiene el chocolate negro hace que se necesite sólo una pequeña cantidad para que el perro resulte envenenado: tan sólo 25 grs. pueden ser suficientes para envenenar a un perro de 20 kgs.

 

  • UVAS Y PASAS: en algunos perros la ingestión de uvas o pasas de uvas provoca el desarrollo de insuficiencia renal. Todavía no se sabe por qué algunos perros se intoxican con las uvas o sus pasas y otros no, por tanto, mejor no arriesgarse! Los perros afectados tienen vómitos y diarrea después de la ingestión. También se producen otros síntomas como letargia, anorexia, dolor abdominal, debilidad, deshidratación, polidipsia y temblores. La insuficiencia renal se observa pasadas las 72 h. y cuando se llega a la insuficiencia renal anúrica (cese total de secreción urinaria) la mayoría mueren o tienen que ser eutanasiados. La dosis tóxica de uvas es de 32 grs. por kg. de perro y la de pasas de uva es de 11 a 30 grs. por kg. de perro.

 

  • CEBOLLA Y AJO: Los efectos tóxicos de la cebolla y ajo en perros, gatos y otras mascotas, se atribuye a una sustancia llamada Tiosulfato. Cuando los perros son alimentados con cebolla regularmente o una vez pero en grandes cantidades, en cualquiera de sus presentaciones (frita, cocida, cruda, polvo, etc), puede generarse anemia hemolítica por destrucción de los glóbulos rojos, muy peligrosa ya que se disminuye la oxigenación al cerebro y otros órganos vitales. Algunos síntomas son: diarrea y vómitos, pérdida de apetito y letargia, dificultad respiratoria, mucosas pálidas o amarillas, orina con sangre. El ajo es igualmente tóxico aunque contiene menos Tiosulfato y por tanto la cantidad ingerida para que sea nocivo debe ser mayor. Tened cuidado con el caldo de pollo, no le pongáis cebolla si se lo vais a dar a vuestros animales!

 

  • AGUACATE: El aguacate contiene un elemento tóxico que daña el corazón, los pulmones y otros tejidos en muchos animales. Además, los aguacates tienen un alto contenido en grasa vegetal y pueden ocasionar dolor de estómago, vómitos y pancreatitis.

 

  • LECHE: La mayoría de perros tiene intolerancia a la lactosa pasada la fase de cachorro (en la que, si no disponen de leche materna, no se les debe alimentar únicamente con leche de vaca o cabra, ya que no les aporta nutrientes suficientes) y no es conveniente darles leche ni queso fresco, ya que su organismo no está preparado para transformar la gran cantidad de lactosa que estos productos poseen. Los yogures deben ser consumidos con moderación. La ingesta de leche de vaca/cabra suele causar vómitos, diarrea y otros desarreglos gastrointestinales, por ello es altamente recomendable sustituir este tipo de leche por el Kéfir de leche, de aspecto muy similar al yogur (que es además un regenerador natural de la flora intestinal y mucosa del estómago), a ellos les encanta y lo puedes encontrar en muchos supermercados en la sección de productos ecológicos.

 

  • NUECES: Las nueces son perjudiciales por su alto contenido de fósforo y pueden producir cálculos de vesícula y riñón. Especialmente peligrosas son las nueces de Macadamia, que pueden provocar dificultades motoras (como temblores musculares, debilidad y parálisis temporal en las patas traseras), vómitos e hipertermia.

Habrá que tener en cuenta siempre las cantidades y el peso del perro, con un poco de atención y sentido común, evitarás futuros problemas con estos alimentos. Si crees que tu perro puede estar intoxicado acude de inmediato al veterinario!

Equipo Pro-Sabuesos